El Morro García solía regalar - debbiebissett.com

Además del de Toresani, en 2019 hubo otros dos suicidios de futbolistas. A los 36 años, Claudio Apud se quitó la vida en Bahía Blanca. En 2018 había cerrado su carrera en Huracán de Ingeniero White, luego de una trayectoria por equipos del sur del país. En febrero de 2019, César Borda, que jugaba en la UAI Urquiza y había pasado por las inferiores de Lanús, se mató por problemas familiares en su casa, donde dejó una carta en la que pedía perdón.

Admiraba al Maestro Tabárez y el íntegro proceso de los seleccionados. Era travieso en la escuela. Cuando iba al Liceo, lo citaron de la selección juvenil, así que tuvo que abandonar porque las faltas se multiplicaban. Le gustaba el fútbol inglés y allí seguía a su ídolo, Thierry Henry. En los ratos libres, nada de libros ni series: básquetbol.

Tras las bajas de Gonzalo Castro y Sebastián Fernández, en el plantel de Nacional solo quedaron Gonzalo Bergessio y Rafael García como futbolistas experimentados. Es por eso que la comisión directiva tomó la decisión de incluir a Álvaro Recoba en el cuerpo técnico y contratar al argentino Andrés D'Alessandro, de 39 años.

Facebook Twitter Google+ Pinterest LinkedIn WhatsApp Esta semana, Jorge Rial les puso fin a los rumores sobre su desvinculación de

Había nacido el 14 de septiembre de 1990 en Montevideo. Pasó por Nacional, Atlético Paranaense (Brasil), Kasimpasa (Turquía), River (Uruguay) y Godoy Cruz, en donde estaba desde el 2016. “Godoy Cruz es mi lugar en el mundo”, advertía, tiempo atrás. Sin embargo, los últimos meses no fueron dóciles. Fue separado por la dirigencia y no veía un futuro próspero. “El ciclo del Morro García está terminado. Necesitamos líderes positivos. Hemos tenido líderes negativos. Tuvimos problemas complejos y no los pudimos resolver. Ahora lo vamos a resolver”, había dicho José Mansur, el presidente.

Fue un peleador callejero en los suburbios de Montevideo. Quiso abandonar el fútbol. Luchaba -y tantas veces quedaba de rodillas- contra los excesos de todo tipo. Solía perder la batalla contra el gordura, imprescindible para la elite. No veía de noche: por eso usaba unos enormes anteojos detrás de escena. Estuvo preso luego de un bravío clásico uruguayo. “‘Le pegué a todo lo que se movía’, les dije, al declarar. En el video se veía casi todo, yo no me acordaba lo que hice, porque estaba enceguecido. Hasta me había peleado con los policías en el túnel, porque quería ir a buscar a los de Peñarol…”, le contó a La Nación casi tres años atrás. Pasó la noche en un calabozo.

-No, no. No veo un choto… A la noche, en los partidos, se me dificulta un poco. No uso lentes de contacto, porque me cuesta un poco ponerlos y sacarlos. Cuando la pelota está arriba, me encandilan las luces. Lo voy llevando…

La relación del jugador con el club argentino no es la mejor y quedó claro en las últimas declaraciones del presidente José Mansur a una radio local: "Me siento defraudado y lamento no haber tomado una decisión antes. Todo el mundo habla, pero hay que cumplir ciertos requisitos y más si se es un líder. Cuando sos ídolo hay que dar el ejemplo para todos los pibes y él no lo hizo", expresó y añadió: "Es una pena, me hubiera gustado que se fuera por la puerta grande del club, pero no hizo nada para eso. Santiago García está afuera de Godoy Cruz, lo tenemos que negociar, no es nada malo cumplir un ciclo, por más que quiera estar".

Había nacido el 14 de septiembre de 1990 en Montevideo. Pasó por Nacional, Atlético Paranaense (Brasil), Kasimpasa (Turquía), River (Uruguay) y Godoy Cruz, en donde estaba desde el 2016. "Godoy Cruz es mi lugar en el mundo", advertía, tiempo atrás. Sin embargo, los últimos meses no fueron dóciles. Fue separado por la dirigencia y no veía un futuro próspero. "El ciclo del Morro García está terminado. Necesitamos líderes positivos. Hemos tenido líderes negativos. Tuvimos problemas complejos y no los pudimos resolver. Ahora lo vamos a resolver", había dicho José Mansur, el presidente.

Facebook Twitter Google+ Pinterest LinkedIn WhatsApp En la sección de historias de la red social, Mariana Correa, hija de la

Aún permanece en el club de Mendoza y su contrato vence a fines de junio, pero el entrenador no lo va a tener en cuenta durante los próximos seis meses y el presidente intenta negociarlo. Es por ese motivo que surgió la posibilidad de la vuelta a Nacional ahora que tiene escasez de jugadores referentes que ayuden a los juveniles, que son mayoría en el plantel principal. ¿Hay posibilidades de que el Morro vuelva ahora?