El gobierno militar de Myanmar bloquea el acceso - debbiebissett.com

Las Fuerzas Armadas derrocaron el lunes al Gobierno civil de Myanmar y detuvieron a los principales líderes políticos, con el argumento de que no hicieron nada frente a las denuncias de fraude en las elecciones de noviembre pasado, que habían realizado los mismos militares.

Según denunciaron desde la Organización de la Sociedad Civil de Myanmar y Amnistía Internacional, el Gobierno de facto bloqueó la conectividad a Internet a través de teléfonos celulares. En los días posteriores al golpe del Estado del primero de febrero, el Ejército de Myanmar ordenó el bloqueo de redes como Facebook, Instagram y Twitter. Las acciones del régimen militar fueron denunciadas por organizaciones como Human Rights Watch, informó la agencia Europa Press.

"Esto socava la conversación pública y el derecho de la gente a hacer oír su voz", sentenció el vocero de Twitter. En un comunicado, la red social dijo estar "profundamente preocupado" por la restricción y se comprometió a "abogar para poner fin a los destructivos cierres promovidos por gobiernos".

Telenor Myanmar, que forma parte del grupo noruego Telenor Group, dijo que cumpliría la orden, aunque le preocupaba que fuera una infracción de los derechos humanos.

El Ejército de Myanmar ordenó bloquear el acceso a Facebook. Tras el golpe de Estado que depuso a la líder política y Nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, la ciudadanía usó la red social para difundir campañas llamando a la desobediencia civil al gobierno de facto instalado el primero de febrero. Según el Ejército estas campañas “perturban la estabilidad del país”.

Horas más tarde, el mismo ministerio anunció que también bloquearía los servicios de navegación anónima VPN, que sirven para acceder a páginas con restricciones locales, aunque de momento siguen activos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo este viernes que tuvo un primer contacto con los militares de Myanmar, donde les insistió en la liberación de los líderes civiles. Además, le exigió a la comunidad internacional que haya unidad para condenar la situación. En tanto, el Consejo de Seguridad emitió una declaración común donde pidió la liberación de los detenidos, pero no condenó formalmente el golpe de Estado.

El nuevo gobierno militar de Myanmar ha bloqueado el acceso a Facebook mientras crecía la resistencia al golpe del lunes, con llamadas a la desobediencia civil en protesta por la destitución del gobierno civil electo y su líder, Aung San Suu Kyi.

El corte comenzó a última hora del miércoles, según internautas. El proveedor de servicios móviles Telenor Myanmar confirmó en un comunicado que los proveedores de internet y operadoras móviles del país habían recibido una directiva del Ministerio de Comunicaciones para bloquear Facebook temporalmente.

Syy Kyi sigue siendo muy popular. Su partido dijo el miércoles que se la había acusado de posesión de walkie-talkies importados de forma ilegal -se cree que utilizados por sus guardaespaldas- encontrados en su casa.

Suu Kyi, quien ya vivió 15 años en arresto domiciliario por diversos cargos durante la dictadura birmana, es acusada por un delito de importación ilegal de dispositivos telefónicos, por el que afronta una pena máxima de hasta 3 años de cárcel.

Mientras los manifestantes hacían llamados en las redes sociales para que más personas se unieran a la marcha, internet dejó de funcionar, aunque las líneas telefónicas continúan operativas de momento.

Este jueves alrededor de 70 legisladores del LND anunciaron “un gran Gobierno” rival, mientras celebraron una sesión parlamentaria simbólica, ya que el Ejército controla el país y se requiere de al menos 400 congresistas de los 664 que ocupan el Legislativo bicameral para que la sesión sea validada.

Con banderas rojas y los colores de la Liga Nacional para Democracia, el partido de Suu Kyi que estaba en el poder desde 2015, los manifestantes gritaron “abajo la dictadura militar”. También fueron difundidas imágenes de personas con el brazo en alto y tres dedos elevados. Este saludo se convirtió en signo de rebelión en Asia y se replicó en otras protestas como las que hubo contra la monarquía en Tailandia.

Los usuarios señalaron que la interrupción del servicio comenzó en la noche del miércoles y la empresa de telecomunicaciones Telenor Myanmar confirmó en un comunicado que tanto los operadores móviles como los proveedores de servicios de Internet recibieron la orden del Ministerio de Comunicaciones de bloquear la plataforma “temporalmente”.

La acusación permitiría mantenerla detenida al menos hasta el 15 de febrero. El derrocado presidente Win Myint estaba retenido por otros cargos. Se cree que Suu Kyi está bajo arresto domiciliario en su casa, donde fue retenida por el Ejército.

La Federación de sindicatos de estudiantes también pidió a todos sus miembros "luchar contra la dictadura militar".

El partido político de la líder birmana arrasó en los comicios frente los candidatos del Ejército, al obtener el 83 % de los 476 escaños en juego en el Parlamento, algo que habría enfurecido a los militares e impulsado a tomar el poder a la fuerza.

La sesión extraoficial era un gesto simbólico para afirmar que ellos, y no los militares, eran los legisladores legítimos del país.

Pese a los bloqueos, medios de comunicación como Channel News Asia o Myanmar News visibilizaron las manifestaciones de miles de personas, siendo el sábado una de las más concurridas contra el régimen.